jueves, 7 de enero de 2010

ASPIRANTES AL TRONO Y ERORRES FATALES (primera parte)

.
A parte del debate sobre "quièn es el mejor de todos los tiempos" una de las discusiones mas populares de cualquier club de ajedrez, o actualmente en los foros de internet, es quien se merece el dudoso honor de ser "el mejor jugador que no tuvo el titulo mundial". A lo largo de la historia del ajedrez hubo grandes jugadores que se acercaron mucho, pero nunca llegaron al Olimpo. Esas figuras legendarias no carecian de talento ajedrecistico y muchas de ellas protagonizaron muchas partidas maestras e inolvidables.
.
Cuando nos preguntamos por què esos grandes jugadores nunca llegaron a la cumbre, debemos hacer algo mas que encogernos de hombros y culpar al destino. Cada caso es distinto y, aunque no sepamos nunca cual es exactamente el motivo, todos los casos nos permiten analizar en perspectiva los errores psicologicos.

MIJAIL CHIGORIN


Los seguidores del energico jugador ruso Mijail Chigorin no pueden argumentar que no tuvo su oportunidad. Disputo en dos ocasiones el campeonato del Mundo contra Wilhelm Steinitz a finales del siglo XIX, y perdio en ambas ocasiones. A lo largo de su carrera, Chigorin se opuso a la sabiduria convencional, a veces de forma erronea. Nunca fue capaz de poner en practica su creatividad desbordante. Demostrar su punto de vista era mas importante para èl que ganar, y su falta de competitividad pragmatica le impidio llegar a la cumbre
.
El caso de Chigorin nos enseña que no podemos sacrificar los resultados en aras de una creencia ciega en nuestros metodos, por muy innovador que sean. Existe una fuerte tendencia, no necesariamente negativa, a responder a un reves diciendonos a nosotros mismos que no hemos hido lo suficientemente lejos, que solo insistiendo un poco mas alla en la misma direccion las cosas hubieran salido mejor. Debemos fiarnos de nuestro criterio interior para examinar los resultados desapasionadamente, dejar el ego a un lado y cuestionarnos nuestra postura. Si Chigorin hubiera hubiera sido capaz de dominar su imaginacion tan solo un par de veces, el mundo hubiera tenido un campeon Mundial Ruso algunas decadas antes de Alexander Alekhine


AKIBA RUBINSTEIN

Si un jugador de ajedrez debe ser perdonado por maldecir a la suerte, ese es Akiba Rubinstein. Hoy dia, casi 100 años despues de que alcanzara la Elite, la calidad de su juego sigue siendo irreprochable. Cierta falta de practicidad deportiva le salio muy cara en mas una ocasion. Rubistein no quiso o no pudo valorar el hecho del torneo tanto como la partida en concreto, perdio la perspectiva general y corrio riesgos innesarios. Pero sus errores mas cruciales tuvieron lugar fuera del tablero. A principios del siglo XX, un aspirante al Campeonato Mundial necesitaba carisma y habilidad para tratar con los promotores, ademas de talento para el ajedrez.
.
A pesar de sus exitos en numerosos torneos, Rubinstein nunca consiguio reunir el dinero necesario para desafiar a Emanuel Lasker. La teatralidad y los intercambios publicos de reconocimiento, tipicos de esa clase de negociaciones, sencillamente no entraban en el repertorio del timido polaco. Jose Raul Capablanca le supero rapidamente como aspirante principal, cosa que el deslenguado cubano no tardo en proclamar.
.
Es simplista decir que en un mundo ideal solo importaria las habilidades ajedrecisticas y no la capacidad para reunir fondos o hacer politica. Los candidatos mejor cualificados ganarian siempre las elecciones y el software mejor diseñado superaria en ventas al resto. Ese mundo soñado de supuesta objetividad no tiene en cuenta la complejidad de cualquier entorno competitivo. El momento que creemos que nos merecemos algo es exactamente el momento en el que estamos a punto de perderlo todo frente a alguien que lo pelea con mayor encono
.
LA INMORTAL DE RUBINSTEIN




1 comentario:

Iohonon dijo...

Muy buena, aunq ya la haya visto antes está muy padre la partida

Saludos